tila

suficiente.

  Y cuando sientas que no sientes nada, que las miradas ya no nos son suficientes, que la palabras se han vuelto mudas, que mi amor te es indiferente, puedes fingir que no te das cuenta y regalarme mentiras de amor, o hablarme de frente y sin sangrarte la lengua, buscando el valor que te falta para aceptar que ya mi amor no te sana. Debo pedirte sinceridad, pues tus actitudes me están matando, me encuentro tejiendo sueños con hilo que no es regalado… construyendo

Hay 247 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!