tila

Besos dulces que no se dan...

  Besos  dulces que no se dan, que se quedan en los labios esperando, colgados en un armario mientras ella se viste de lentejuelas y corto. Camina despacio dejando a un lado su inocencia y el asco, se mira en el espejo y se coloca la sonrisa de lado.=mas= Se cuelga al hombro el bolso de charol y se calza las botas arriba de la rodilla, recoge las llaves y se persigna, le pide al Dios del cielo que perdone lo que hace para conseguir el pan de cada día. Cierra con cuidado no  quiere que se despierte el angelito que duerme en la habitación del fondo. Baja poco a poco por las escaleras de Caracol, toma el taxi de siempre, los ojos por de más conocidos se clavan en sus piernas largas. Él sabe a dónde debe llevarla. Saca un cigarrillo para concentrarse en lo que pasara, la misma historia desde que tenía diecisiete. En el “table” está el negro Rodríguez, la espera de pie en la puerta, él cuida la entrada y salida de los clientes, -buenas noches Eva… -se la quiere comer a besos, ha estado enamorado de ella desde que entro a ese tugurio hace seis años. Ella sonríe un poco, aunque no es una sonrisa verdadera, para ella en los hombres hay pocas excepciones. Su mesa ya tiene cliente, la espera ese empresario importante de la avenida Madero, un tipo maduro, de aspecto poco agradable, voluminosa figura y un genio machista, la toca con descaro,  - que bonita estas Eva- sabe a lo que va y no frena sus deseos profanos. Una vida que ella no quería, una vida que tuvo que tomar porque el hambre es canija y llevar un niño en brazos era una cuestión de supervivencia. Para frenar el asco mientras los besos sucios cubren su cuello piensa en él, en su angelito, recuerda su carita, ese par de cayucos negros que la miran con admiración por la mañana, por él está dispuesta a pasar la prueba que sea con tal de verle feliz. El mejor regalo que Dios le dio, aunque haya sido por la

Hay 1039 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!