Einyel

De monstruos y decepciones infantiles

  Desde pequeño mis padres me inculcaron el placer de leer y mis primeros libros fueron sobre animales y monstruo s fantásticos. Para un niño como yo entre 8 a 10 años la diferencia entre un animal real y un monstruo era una delgada línea, en algunos casos imperceptible. Un buen ejemplo era Godzilla, mi favorito; había visto todas sus películas (Godzilla vs Mothra, Godzilla vs Mechagodzilla, etc, etc, etc), tenía un libro que me había comprado mi padre sobre muchos tipos de criaturas reales y ficticias, traía dinosaurios, otros animales extintos, criaturas de leyenda y monstruos del cine (DEL CINEEE!!!!...porque nunca puse atención a ese título?????), en esa parte leí que el gigante destruía Tokio y nadie podía detenerlo, uuff!!, yo me emocionaba. Pero un día, en

Hay 381 palabras más en este escrito, para seguir leyendo debe identificarse

Elija una cuenta para acceder al contenido completo

Cuenta de Ymipollo
Hola


Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!